Ingreso mínimo vital: requisitos, qué es y cómo solicitarlo

Serveis online al teu costat

Estrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactives
 

La idea de implantar un ingreso mínimo vital o renta básica universal no es nueva en España. Desde hace varios años, algunos partidos políticos defienden la necesidad de dar forma a esta medida económica para garantizar unos ingresos mínimos a los hogares que se encuentran en situación de pobreza.

Esta renta básica, que cuenta con detractores y defensores, ha saltado a la actualidad debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, que ha acelerado su puesta en marcha. La orden se ha aprobado en el último Consejo de Ministros de mayo.

 

¿Qué es el ingreso mínimo vital?

El ingreso mínimo vital es una renta básica dirigida a las personas más necesitadas y que se encuentran en riesgo severo de exclusión, tal y como ha publicado el BOE. Los hogares que hayan quedado al margen de las ayudas aprobadas hasta la fecha para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus podrán beneficiarse de ella.

El ingreso mínimo vital ya aparecía recogido en el acuerdo de gobierno que firmaron PSOE y Unidas Podemos el pasado 2019. La pandemia mundial del coronavirus ha vuelto a ponerlo sobre la mesa y ha contribuido a que se ha alcance un acuerdo para sacar adelante este proyecto. De hecho, el PSOE también ha detallado el ingreso mínimo vital en su programa electoral.

La idea del Ejecutivo es que el ingreso mínimo vital comience a cobrarse en el mes de junio. En teoría, la medida se aprobará en la segunda quincena de mayo en un Consejo de Ministros (el Gobierno cree que podrá aprobarse en el Consejo previsto para el 19 de Mayo, aunque quizás se aplace al del día 26).

¿Cuál es la cuantía del ingreso mínimo vital?

La cuantía fijada para esta renta básica va desde los 462 euros en el caso de hogares unipersonales hasta los 1.015 euros si se trata de familias que están formadas por dos adultos y que tienen más de dos menores a cargo.

Por tanto, en el caso de una persona que viva sola y no tenga hijos a cargo, el ingreso mínimo vital sería de 462 euros. Sin embargo, si en el hogar conviven dos personas adultas con al menos dos menores de 18 años a cargo, la ayuda se incrementaría hasta los 1.015 euros.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar el ingreso mínimo vital? ¿Quién puede acceder al ingreso mínimo vital?

Los beneficiarios potenciales del ingreso mínimo vital tienen que ser mayores de 23 años (a excepción de los que tengan a su cargo a un hijo menor) y menores de 65 que estén buscando empleo de forma activa, aunque con excepciones. Por ejemplo, no podrán solicitar esta ayuda los hogares que tengan un patrimonio neto valorado en 100.000 euros.

Los requisitos del ingreso mínimo vital o renta básica están ya clarificados. Un hogar estará en «situación de vulnerabilidad» y podrá acceder acceder aeste ingreso cuando el promedio mensual de sus ingresos y rentas del año anterior a la solicitud «sea inferior a la cuantía mensual de la renta garantizada que corresponda». El titular tendrá que tener más de 23 años, salvo que tenga un hijo a cargo, y será menor de 65 años.

Además, otro requisito tiene que ver con el desempleo. Si el solicitante del ingreso mínimo «se encuentra capacitado para desarrollar una actividad laboral» tendrá que estar apuntado e inscrito al servicio público de empleo como demandante y atender a las directrices que se le propongan, como “un itinerario individualizado y personalizado de inserción».

Además, el resto de miembros del hogar tendrán que haber solicitado todas las pensiones o prestaciones a las que pudieran tener derecho antes de poder acogerse al ingreso mínimo.

Y sobre la duración, el derecho a percibir la prestación económica será permanente: «Se mantendrá mientras subsistan las causas que motivaron su concesión y se observen los requisitos y obligaciones previstas en este real decreto-ley», se compromete el decreto.

También se prevé que las víctimas e violencia de género que se hayan visto obligadas a abandonar su domicilio habitual puedan acceder al ingreso mínimo vital.

En todos los casos, un requisito indispensable será “tener residencia legal y efectiva en España, y haberla tenido de forma continuada e ininterrumpida durante al menos el año anterior a la fecha de presentación de la solicitud”. 

La renta mínima vital y los pensionistas

En los últimos días, el ministro José Luis Escrivá reconoció públicamente en una entrevista que se estaba valorando la posibilidad de incorporar como potenciales beneficiarios de la renta mínima vital a determinados colectivos, entre ellos a los pensionistas.

Según datos que baraja el Gobierno, en la actualidad hay en España más de 450.000 pensionistas en situación de pobreza extrema. Son los perceptores de pensiones no contributivas, es decir, pensiones que se cobran aunque no se haya cotizado el tiempo suficiente y que tienen un importe muy inferior al de las pensiones contributivas (de media, 395,60 euros al mes).

Aún se están cerrando flecos para ajustar al máximo esta renta básica, por lo que habrá que esperar al próximo Consejo de Ministros para confirmar si el colectivo de los pensionistas más vulnerables podrán beneficiarse de esta ayuda.

¿Será compatible con otras ayudas?

Los ciudadanos que estén recibiendo otro tipo de ayudas o prestaciones, como la prestación por desempleo o el subsidio por desempleo, no podrán acceder al ingreso mínimo vital, ya que la cuantía de estas prestaciones es superior a esta renta básica.

Según Escrivá, si se compatibilizasen las ayudas podría desincentivarse la búsqueda de empleo, es decir, podría darse el caso de que algunas personas no quisieran trabajar para así poder compatibilizar su ayuda con el ingreso mínimo vital.

La prestación, que tiene como propósito reducir en un 80% la pobreza extrema en España y llegar a más de dos millones de personas, en palabras del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se facilitará a aquellas personas que lo necesiten «mientras persista la situación de vulnerabilidad económica y se mantengan los requisitos que originaron el derecho a su percepción»

¿Cómo y dónde se solicita la renta mínima vital?

Con la información actual no es posible dar respuesta a esta pregunta. Hasta que el ingreso mínimo vital no sea aprobado y publicado en el BOE, no podremos saber a qué lugar debemos acudir, qué documentación presentar o qué hacer para solicitarlo.

No obstante, Escrivá ha reconocido recientemente que «en el momento en que entre en vigor se podrá solicitar la prestación. Estamos diseñando un sistema multicanal para poder hacer la solicitud y llegar a los más vulnerables. No solamente se utilizarán los canales de la Seguridad Social, sino que estamos explorando canales adicionales a través de otras administraciones para ser lo más eficaces posibles con el pago de esta prestación, que podrá empezar en el mes de junio».

¿Cuánto le costará al Estado la renta básica?

Según cálculos del Gobierno el ingreso mínimo vital costará alrededor de 3.000 millones de euros al año. Esta cifra es equivalente a una tercera parte de lo que cada mes se paga en pensiones.

Se estima también que, en principio, el alcance de esta ayuda será de 1,1 millones de hogares, la mitad de ellos con niños, y en torno a un 10% irá destinado a familias monoparentales.